¿De qué se trata la Vasectomía o esterilización masculina?

Dra. María Laura Lovisolo

La vasectomía se trata de uno de los métodos anticonceptivos más eficaces, con una efectividad cercana al 100%. Es un método que no depende del error en el modo de uso ni depende de que el hombre recuerde utilizarlo. Dura toda la vida.

Los espermatozoides son fabricados en el testículo, se almacenan en el epidídimo y en el momento de la eyaculación viajan por el conducto deferente hasta la uretra para ser expulsados junto con las secreciones de otras glándulas (próstata, vesículas seminales) que forman el denominado plasma seminal. La vasectomía es una forma de anticoncepción quirúrgica que consta del bloqueo o corte en un punto de los conductos deferentes a nivel de las bolsas escrotales evitando así el paso de los espermatozoides en forma permanente.

Existen dos métodos para realizar la vasectomía: uno con incisión y otro sin corte o sin bisturí. Cualquiera sea la técnica, debido a que los espermatozoides representan menos del 5% del volumen eyaculado, éste no se ve modificado luego de realizar una vasectomía. Tampoco afecta el aspecto ni la textura del semen y asimismo, es importante dejar en claro que la vasectomía no modifica la sensación de eyacular (orgasmo) ni afecta la erección.

Vasectomia

Se trata de un procedimiento frecuentemente no doloroso que requiere una mínima intervención y que se realiza en forma ambulatoria pudiendo utilizarse anestesia local o general. El procedimiento es rápido y tiene una duración aproximada de 20 minutos. Se requiere habitualmente una recuperación de 1 hora para irse a su casa a reposar y realizar actividad normal en 48 hs. Durante el post operatorio inmediato puede experimentar leve dolor o molestias por lo que se recomienda tomar analgésicos, colocarse frío local y utilizar ropa interior que no permita que los testículos se muevan demasiado. Se sugiere evitar hacer ejercicio o trabajo físico intenso durante aproximadamente una semana después de la vasectomía. Las complicaciones del procedimiento son poco frecuentes (hematomas, infección y dolor) y generalmente leves. Someterse a una vasectomía suele ser muy seguro, sin embargo, como en todo procedimiento médico, pueden existir algunos riesgos. Por ejemplo, dolores pasajeros, hematomas e infecciones.

Si bien la actividad sexual puede recuperarse entre 10 y 15 días luego de la vasectomía, es importante saber que luego de la misma pueden quedar durante un tiempo espermatozoides en los conductos y por lo tanto ser eyaculados. Por eso se solicita a los 2 meses un estudio de semen de control (espermograma) para constatar que ya no existen espermatozoides y hasta ese momento es necesario utilizar algún otro método anticonceptivo.

Si bien es un método potencialmente reversible, se requiere para ello una cirugía poco sencilla, por lo que debería limitarse a aquellos hombres que ya estén seguros de no desean más hijos durante el resto de sus vidas. Si te preocupa la reversión al considerar someterte a una vasectomía, es probable que lo mejor sea esperar.

Este método anticonceptivo está altamente difundido en países asiáticos, EEUU y Europa. En Argentina esta difundiéndose su uso a partir de la promulgación de la Ley 26.130 que la autoriza en el año 2006 y que establece el derecho a realizársela en forma gratuita y en todos los centros de salud públicos o privados a cualquier hombre que sea mayor de edad sin que medie el consentimiento de la pareja ni de un permiso judicial. Sólo deberán contar con autorización legal las personas declaradas incapaces por la Justicia.

La vasectomía no protege ni al hombre ni a su pareja contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). El semen aunque no tenga espermatozoides puede igualmente portar ETS y el preservativo sigue siendo en la actualidad el único método que previene el contagio de estas enfermedades.

 Imprimir  Email

Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com
femiden
banner miranda 258x258 final
banner medcenter en amada
banner Asociese